domingo, 24 de agosto de 2008

El Viaje


Viajo.
Viajo hasta tu cuerpo,
mezcla de metales y fermentos,
tu cuerpo lleno de recuerdos dulces y nublados,
...y por más que recorro tus llanos, no lo sé...
no me encuentro, no te reconozco,
¿Quien eres?
Tus sales no se plasman en mi lengua,
tu cuello es extraño a mi boca...¿Quien eres?
Donde estoy, entre estas mantas de tu vida,
la ventana azul, las tardes doradas,
una voz me habla, sin resolver mi nada
la nada del presente,
camino en tablones endebles,
camino desmembrada con tus extremidades prestadas,
avanzo como pueda, como salga, como venga,
como improvise hoy las miradas, los te quiero,
y no...
No te quiero,
invento
desvanezco,
no te quiero...
Y sin embargo, pensar en que esto es cierto,
me hace olvidar el maldito juego del infierno retratado.
El paisaje de carretera, los verdes cerros boquiabiertos, me hacen soñar todo lo que más quiero, las casas de campo, las piletas con sirenas, las calles de adoquín, son parte de mi soporte, mis pies se posan sobre él.
Zara Viajera

2 comentarios:

arjex dijo...

un te quiero no es tan potente como un NO te quiero.
saludos
y gracias por tu visita.
Arjé

Eli dijo...

Me tomé la libertad de ponerlo en El Puñal! Ídola.

Eli.