jueves, 25 de febrero de 2010

Texto sin nombre propio, solamente nombre prestado por tres noches iluminadas y fugaces...




Si no me dedico a morir y luego a resucitar
¿Qué sangre beberán, ahora, mis letras?


Tengo un baúl lleno de extremidades humanas, infinidad de frascos, con variedad de fluidos corporales de todo tipo, tripas, excremento, lágrimas, cosas inesperadas, atrapados en esferas de vidrio, guardo: gritos, palabras de amor, gemidos, silencios, expiraciones…etc. en archivadores mentales guardo los instantes y en un tambor guardo pintura negraprofundaintensa, todo lo anteriormente mencionado, forma parte del material de trabajo para fabricar poemas a pedido y por enfermedad propia, ¿Dónde guardé las mariposas, los tarros de pinturas multicolores y los paisajes de niñez? Debo cambiar el giro de mi industria DE: Fabricación de poemas oscuros, sangrientos e inherentes a la destrucción, pero más a la autodestrucción del ser humano y otros. POR: Fabricación de poemas reales, irreales, muy locos y psicodélicos, además de encargos personales de enfermedades aisladas y temporales. Tramitar a la brevedad posible, cambio de giro y cambio de ojos.
Z.B.

2 comentarios:

Elefante17 dijo...

Lindo blog, no sabia que lo tenias... lo veré mas seguido ya que a ti te perdi la huella hace ratito.

Un abrazo.

Alberto dijo...

Golpeas fuerte la conciencia zara, estremeces los cimientos y despabilas todo lo soñado. Invitas a navegar por la realidad dolorosa y cruda que aferra la suela al cemento;como el capullo a su estambre y desnudas los ojos irreales,en un despertar alucinante. Descorres el telón azulado, para mirar, luego ver como se avalancha como una gran fofetada, la realidad pura, aquella que nos cuesta tanto ver y aceptar. Galopas en los verso sin corona Zara, con el escudo de la verdad, con el tropel de mil palabras y el batallón de mil voces. Nada ocultas Zara, ni la guerra que libran tus palabras, ni la justicia que brota por tu boca.
Un Abrazo fraterno
Elías Misner